Saltar al contenido

Azúcar Invertido Casero con Mambo Cecotec

Azúcar invertido con Mambo

Seguramente te hayas topado con algunas recetas dentro de nuestro recetario Mambo pidiendo azúcar invertido como ingrediente. (RECUERDA QUE PARA HACER LAS RECETAS ES NECESARIO CONTAR CON EL ROBOT MAMBO QUE PUEDES COMPRAR AHORA MISMO CON DESCUENTO EN ESTE PARÉNTESIS) Y, es bastante probable que no sepas lo que es o para qué se utiliza en la mayoría de casos. En cualquiera de los casos decirte que se trata de un complemento culinario especialmente utilizado en helados, productos de panadería o bollería. También se puede comprar en algunas supermercados habituales, sin embargo, debido a su escasez es mejor hacerlo de forma casera. Nosotros te recomendamos que sigas esta receta paso a paso si quieres elaborar tu propio azúcar invertido casero. ¡Al lío!

🍬 Ingredientes para hacer azúcar invertido con Mambo

  • Azúcar (330 g)
  • Zumo de limón (5 ml)
  • Bicarbonato (5 g)
  • Agua mineral embotellada (150 g)

⏱️ Preparar azúcar invertido paso a paso

  1. En primer lugar, introducimos dentro de la jarra Mambo los siguientes ingredientes: agua, azúcar y zumo de limón. Luego, configuramos la programación en velocidad 2 durante 7 minutos a 100º de temperatura y potencia calorífica 4.
  2. Posteriormente, debemos esperar a que la temperatura baje a 50º de manera controlada. Es decir, podemos utilizar utensilios de mesura. Más o menos tarda 35-40 minutos en llegar a esa temperatura. Luego, añadimos el bicarbonato y programamos durante 25 segundos a velocidad 3.
  3. Vertemos la mezcla en un recipiente de cristal o a preferencia del usuario y enfriamos antes de cerrar el recipiente. El azúcar cambiará de color, y probablemente tenga espuma en la parte de arriba. Retirar con una cuchara.

Nota 📝: la utilización de agua mineral es debido a las aguas de grifo suelen contener más cantidad de cloro. El azúcar invertido es muy dulce, utilizar con cuidado y en cantidades pequeñas. La conservación del mismo debe ser a temperatura ambiente y en un lugar evitando la luz directa. Dentro de un armario es perfecto. Puede conservarse desde 10 a 12 meses aproximadamente.